DEFINICION

El Síndrome de Sensibilidad Central (SSC) es un síndrome que ataca al SISTEMA NERVIOSO CENTRAL. NO ES UNA ALERGIA NI ENFERMEDAD DEL SISTEMA INMUNITARIO. NO ES UNA PATOLOGÍA PSICOSOMATICA, NI PSIQUIATRICA. De momento NO TIENE CURACIÓN. El SSC engloba varias enfermedades: Sensibilidad Química Múltiple (SQM), Electrohipersensibilidad (EHS), Fatiga Crónica y Fibromialgia, entre otras.

Entre las enfermedades más desconocidas están la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) y la Electrohipersensibilidad (EHS).

La Sensibilidad Química Múltiple (SQM) es una patología adquirida crónica y no psicológica, diferente a una alergia, que afecta al sistema nervioso central, circulatorio, respiratorio, endocrino y digestivo, entre otros. Es una respuesta, a bajos niveles de exposición, tolerados normalmente por la mayoría de la población, a numerosas sustancias químicas presentes en el aire, el agua y alimentos. Entre los agentes químicos que no se toleran, podemos destacar: ambientadores, perfumes, suavizantes de la ropa, jabones, cosméticos, detergentes, limpiadores del hogar, lejía, amoniaco, insecticidas, pegamentos, tinta, pintura, barnices, humos (coches, calefacciones, tabaco), cloro del agua, colorantes, conservantes, medicamentos, etc.

La Electrohipersensibilidad (EHS) es una hipersensibilidad que resulta de una disminución de la tolerancia a las ondas electromagnéticas. Si la persona no es tratada, puede desarrollar finalmente una intolerancia total a radiaciones artificiales generadas por cualquier aparato inalámbrico y eléctrico. Por ello es importante consultar a médicos expertos en este problema de salud.

La mayoría de personas que presentan sensibilidad química múltiple, también presentan electrohipersensibilidad.

Dos aspectos importantes en el desarrollo de estas enfermedades son: el factor genético o naturaleza de las personas (según la OMS, el 5%) y el factor ambiental (95%), que en el caso de la EHS tiene que ver con la duración de la exposición a fuentes emisoras como el WiFi, bluetooth, teléfono móvil e inalámbrico (DECT), horno microondas y otros aparatos inalámbricos que emiten ondas electromagnéticas. También vivir en la cercanía de una antena de telefonía móvil.

Hoy en día, afirma el Dr. Dominique Belpomme, oncólogo e investigador de la EHS, se sabe que una alta exposición a campos electromagnéticos conduce a cambios moleculares.

Z2:
No se encontro ninguna web